Dime qué deportes hacés y te diré…

2017.06 01

Dra. Natalia Keuchguerian
M.P.
28163
M.E. 12365

Tan importante como hacer deporte es saber qué tipo de ejercicio realizar y de qué manera. Sucede a veces que determinadas disciplinas deportivas entran en auge y se vuelven una tendencia por moda, novedad o popularidad —como maratones, rutinas de acondicionamiento físico o el mismo fútbol—, pero no todas las personas están preparadas físicamente para practicarlas.

Por eso, conversamos con la Dra. Natalia Keuchguerian, quien comparte las principales consideraciones para elegir un deporte, desde el ámbito de la cardiología.

– ¿Qué debe tenerse en cuenta al momento de elegir un deporte?

Lo más importante es conocer el estado de salud del paciente y su historia clínica para indicar la actividad física más adecuada a su situación y a su edad.

– ¿Qué tipo de chequeos médicos es importante realizar para hacer deportes?

Lo primero es elaborar una historia clínica del paciente, y luego indicarle un examen físico completo. Además, recomendamos hacer un electrocardiograma y una ergometría. En el caso de deportes de competición, es importante sumar también un ecocardiograma doppler.

– ¿Qué consejo le daría a un paciente que quiere iniciar alguna disciplina deportiva?

La recomendación principal es siempre consultar al médico para que realice estudios que permitan obtener un perfil del paciente. Para cualquier actividad física que no sea de competición, como caminata o natación, se sugiere un chequeo anual. Y para deportes de competición, hacer la consulta para exámenes más completos antes de iniciar el entrenamiento y no dejarlo a último momento.

Además, la Dra. Keuchguerian nos comenta que se recomienda actividad física a un ritmo moderado y regular como caminata o bicicleta durante 30 a 40 minutos con frecuencia de 4 a 5 días semanales para la adaptación cardiovascular. Esta indicación es clave para un buen funcionamiento del sistema cardiovascular, evitar la hipertensión, la suba del colesterol o los problemas que aparecen como causa del sedentarismo.

También nos comenta que, cardiológicamente, no son buenos los extremos; es decir, ni el sedentarismo ni el deporte excesivo o de alta competición si el cuerpo no está preparado para ello. Mantener una rutina regular y moderada de actividad física, contribuye a una buena calidad de vida.

Por último nos comenta que en la actualidad, las patologías cardiovasculares más frecuentes son hipertensión y la enfermedad coronaria, por lo que es clave realizar la consulta médica con un cardiólogo para que indique los estudios médicos adecuados a cada paciente.

La adaptación del dicho popular a este tema es justa: “Dime qué deportes haces y te diré qué controles médicos realizar”. Entonces, una consulta médica antes de empezar a hacer un deporte, es un primer paso fundamental en el camino de la vida saludable. Es la parte del entrenamiento que menos tiempo lleva, pero que vale mucho.

WordPress Themes